Agradezco a cada uno de ustedes por estar presente en uno de los proyectos más enriquecedores que he tenido en mi vida, realmente uno de los que más he disfrutado. Esta es una etapa especial, no tan solo porque celebro el lanzamiento de mi primer libro; sino porque tan solo, hace un año atrás, entregué mi carta de renuncia a la agencia de gobierno en la que trabajaba como ingeniera. Jamás imaginé que iba  a poder lograr tantas cosas en un año. A tan solo un año, he tenido la oportunidad de conocer grandes empresarios, educar miles de puertorriqueños, llenar eventos a sus tres semanas de lanzamiento, escribir un libro; pero sobretodo, encontrar para qué era buena y vivir la  magia de reinventarme. No tan solo eso, cautivar y provocar que otros también quieran descubrirlo.

Del proceso y tiempo que dediqué para formarme y revalidarme como ingeniera no me hace sentirme arrepentida o “como que haya perdido el tiempo”, al contrario, esta me da la autoridad para decir que educarnos nos hace grandes y que esta nadie no los puede quitar. Mi mentora Anita Paniagua me dijo los otros días: “Verónica tu mente como ingeniera vive en ti, en todo lo que haces, todo lo haces de una manera creativa y disciplinada”. Y sí, definitivamente educarme como ingeniera me dio disciplina, constancia, hábitos, estructura, trabajo en equipo, así es que definitivamente no puedo arrepentirme de ella. Es parte de mi historia. Me da la autoridad de conocer lo que es estar 5 años estudiando para un diploma y más de tres meses para un examen. (Cosa que me ayuda mucho, cuando personas me dicen que no pueden reinventarse, o hacer otras cosas por el lado porque tienen que estudiar, ir a una universidad y trabajar). Siempre he dicho que mi historia es diferente, mi historia no es la del emprendedor innato que dijo: “la universidad no es para mí”. Yo estuve en ella, me gradué con honores, fui a la NASA por ser de los mejores promedios en mi rama de ingeniería, me revalidé, trabajé como ingeniera y siempre estaré orgullosa de eso. Siempre serán parte de mí,  y nunca quito la posibilidad de crear mi propio negocio como ingeniera. Si total, esta educación nadie me la puede quitar.

Napoleón Hill, en su libro: Piense y Hágase Rico opina que tener conocimiento (refiriéndose a estar educado) no te da poder si no llevas ese conocimiento a la acción. La persona empresaria que no está educado puede tener poder porque obtiene acción pero siempre dependerá del que tiene educación. Pero el que tiene educación más tiene mente empresarial, no necesita de nadie, y el éxito es asegurado. Él le llama “bomba explosiva”.

Habiendo dicho esto, quiero comenzar agradeciendo a mi madre Irma Rosario, ejemplo de ser “una bomba explosiva” quien con dos hijos en Caguas, un trabajo en Hato Rey, y sus estudios en Ponce, siguió enfocada en su visión y lo logró. Ahora, vive de un negocio exitoso. Para ti madre, recibe la primera copia de mi libro La Magia de Reinventarte.

Esta etapa, de escribir un libro fue encantadora. Saber que miles de personas tendrán una conversación íntima conmigo se siente brutal. Donde les cuento como luego de educarme como ingeniera; busco la manera de descubrir para qué era buena, porque mi problema no era que no sabía desarrollar un negocio, era que no sabía cuál iba a ser esa idea de negocio; no conocía cuales eran mis habilidades (Aparte de las matemáticas, claro) Y todo este proceso, el cual duró dos años, pudo ser al comienzo abrumador pero luego se tornó en una experiencia totalmente mágica. Y esa es la experiencia que quiero que tú vivas, ya la rueda esta inventada. Junto con mi experiencia te ayudo y te enseño cómo puedes crear y vivir tu propia magia. Este libro es para las personas que están confundidas, que saben que quieren hacer algo más pero no saben cómo hacerlo. Para aquellas que no se conocen, que se preguntan: ¿es que no sé para qué soy bueno? También para los que tienen una idea de negocio y no saben cómo arrancar; cómo desarrollarlo. Pero adicional, para los que ya son exitosos y han logrado sus sueños para que estos continúen trazando caminos y conviertan el éxito en su acompañante de por vida. Puedes ordenarlo aquí: La Magia de Reinventarte

El éxito es como una relación amorosa; hay que respetarlo, darle amorcito y dedicarle el tiempo que se merece para que no se vaya. Hoy me place invitarte a que vivas la magia de reinventarte por las personas que amas, pero sobre todo por ti. Es un libro que se hizo con mucho sentimiento y que ni el huracán María, aunque si lo atraso un poco, no pudo detenerlo. Hoy me doy cuenta que Dios tenia planificado que a un año del día que entregué mi carta de renuncia iba a estar presentando uno de los logros más significantes de mi carrera, como empresaria. La Magia de Reinventarte ha sido como un bebé, se le dedicó mucho tiempo, entrega, disciplina, y los resultados lo han dicho todo. La Magia de Reinventarte a sus 24 horas de ser lanzado en Amazon fue un “#1 best seller” en categoría de negocios acompañado por libros de autores como John Maxwell, Gary Vaynerchuk y Robert Kiyosaki. Y #12 dentro de la categoría de libros en Español en general, compartiendo imágen con J. K. Rowling, autora de Harry Potter. Puedes ordenarlo aquí: La Magia de Reinventarte

Quiero agradecer a las personas que han sido responsables de que este proyecto sea posible y luego de mencionarlos me encantaría que pudieran darles un aplauso:

  1. A mi hermano Carlos Javier Avilés, por ser mi mentor, motivador, brújula. El primero que dijo al graduarme: “¿cuándo montamos la compañía?” y el que ha estado ayudándome en la dirección de mi negocio. Gracias mi amor, por creer en mí, por apoyarme, animarme y decirme: “renuncia ya, ¿Cuándo vas a renunciar? Realmente una de las personas que a ojo cerrado confío, y puedo decir que se disfruta cada logro que tengo, y él sabe que los suyos son míos también.
  2. A mi papá, Carlos Avilés, por su amor y protección; por estar para mí, cuidarme, añoñarme. ¡Sigo siendo la bebé de la casa! Él es quien a través de los años saca el lado amoroso en mí. Gracias papi.
  3. A mi madre, Irma Rosario; por su esfuerzo, carácter, disciplina, pero a la vez sensibilidad, amor, desvivencia total para nosotros sus hijos y sus nietos, por ser verdadero ejemplo de reinvención. Cuando a veces tomamos decisiones drásticas como me voy a reinventar y voy a renunciar, muchos padres entran en crisis y a veces son los primero en poner piedras en el camino, pero mami fue la segunda, luego de mi hermano, que me dijo: tírate de pecho, tu siempre has sido bien independiente, extrovertida, puedes lograr lo que quieras. No es fácil, hay que trabajar, pero lo vas a lograr. “Despierta hija”.
  4. Mi esposo Emmanuel, por tener la parte más difícil, ser el acompañante, el consolador en momentos de angustia, motivador en momentos de miedo, y el cheerleader en momentos de celebración. Este logro es de ambos y es sólo el comienzo de todos los que están por venir.
  5. Al equipo Emprende con tu libro: Mi amado equipo que sin ellas esto no fuera posible.

Anita: mi mentora, quien escribió el prólogo de mi libro. Gracias por esa oportunidad. Por tu cariño, por literalmente sacar d mi mente en un papel, lo práctico, lo profesional y lo dramático. Por aconsejarme, ánimo y estar más pendiente que yo en el nivel que estoy en Amazon. Anita y yo tuvimos una conexión bien bonita en la formación de este libro. Nos reíamos porque a veces pensábamos lo mismo sin habernos dicho, y nuestros libros tienen mucho en común. Gracias

Mariangely: mi editora, por ser luz, sacar de mí, el lado emocional, sentimental y por no dejarme usar frases clichosas y provocar que saque lo mejor de mí. (Sus asignaciones son las mejores).

Amanda: mi diseñadora, Por su creatividad, pura espontaneidad, su rapidez, por ser amorosa. Por tu carta preciosa, jamás pensé que podía tocar y contribuir en el progreso de mi propio equipo de trabajo, por mi website hermoso, darle una imagen fresca, en fin estoy enamorada jaja.

En fin, gracias a las tres, por haberse tomado este proyecto como si fuera suyo, celebrarlo conmigo. Por cuidar y analizar cada detalle; pero sobre todo por apoyarme, hacerme crecer, y cuidar de mí en muchos aspectos. Prepárense que vienen  muchos proyectos juntas y ha sido un honor que sus nombres aparezcan en este libro.

  1. A mi hijo Isac Emmanuel Freytes Avilés, a quien dedico este libro. Sin Él, estoy segura que este evento, el libro y mi historia de reinvención se hubiese tardado un poco más. Gracias por ser el catalizador de vivir la Magia de Reinventarme. Te Amo bebé.
  2. Y por último y no menos importante… a Dios, por quitar y poner a las personas correctas en mi vida. Crear los momentos perfectos. Darme momentos de angustia y desesperación por que fueron aprendizaje y formación de quien soy en estos momentos; y por permitirme poder ayudar a otros. Mi guía y sostén de mi negocio. Gracias papá.

A todos, gracias por compartir este momento especial; y sigamos celebrando. Para finalizar, quiero compartir uno de mis “quotes” favoritos, este es de Erwin McManus, en su libro: “La última flecha”: “Jamás te conformes con menos porque el mundo necesita desesperadamente de todo lo que tú puedes aportar a la mesa. Si quieres vivir una vida simple, es hermoso. Si quieres utilizarlo como excusa para vivir por debajo de la capacidad que Dios te ha dado es negligencia”. Así es que opino que si cuando llegue el día que no estemos en este mundo, no podemos llevarnos nada, al menos si quiero poder decir o pensar que no me conformé y que pude empoderarme y compartir todas esas cualidades que Él me ha regalado. Así es que deseo de todo corazón que Tú también puedas lograrlo.

¡Gracias por su atención! Puedes ordenarlo aquí: La Magia de Reinventarte

Ing. Verónica Avilés

27046945_527462790969263_50484712_o.jpg

 

 

%d bloggers like this: